martes, 9 de junio de 2015

Dibujo tradicional o digital? La búsqueda de la perfección.

 
 
Dibujo tradicional o digital? Éste es el artículo personal que escribí como parte del trabajo de fundamentos del diseño, que se trata de crear una revista. Se me fué mucho la pinza pensando sobre el tema. Espero que os guste,y ya sabeis,podeis dar vuestra opinión,es un tema que da mucho que hablar. "Muchos nos preguntamos, ¿que prefiere la gente?, ¿y el público?. 
 
Es un tema que puede ocasionar mucha controversia, puesto que muchos son los acérrimos a cada una de las técnicas, y defienden con uñas y dientes sus preferencias. Todos sabemos cuales fueron los inicios de la pintura, y como fue evolucionando. El hombre de hace 80 años jamás imaginó que hoy se pudiera dibujar con un lápiz sin mina sobre una tabla de plástico y cables. “Eso no es pintura, no mancha, no huele...”, pensarán muchos. El placer de sentir como las cerdas del pincel tocan un lienzo, como la pintura se extiende en esa superficie, y cómo responde según la presión de tu mano y tus trazos. “Bien, pero es que con la tableta también puedes hacer trazos con la presión que ejerzas con tu mano”. Si, sin duda se puede hacer. “Pero es que no es lo mismo, no es un pincel, no obtienes la espontaneidad e imprevisibilidad propia de él”. 
Así podrían ser interminables las charlas y debates sobre los pros y contras de cada técnica. Cada una posee unas ventajas y desventajas con respecto a la otra. Cada técnica, utilizada con propiedad y maestría, puede darnos un resultado llamativo e increíble. Las técnicas digitales sin dudas tienen muchas cosas a su favor, entre ellas está el ahorro material (pinturas, soporte, utensilios, fijadores, barnices...), la facilidad en la corrección, puesto que con un ctrl+z podemos deshacer lo que en un trabajo tradicional sería un engorro corregir, si es que eso es posible y no hay que empezar de nuevo el trabajo entero. Además de las técnicas de coloreado digital pueden bien emular el aspecto final de una acuarela, o un pastel a primera vista, haciendo plantearnos si realmente eso está hecho a ordenador. Si, sin dudas tiene sus ventajas, eso no lo negaremos. Pero como todo, también tiene sus contras. A mas de uno le habrá ocurrido, estar en medio de un arduo trabajo, enfrascado en ése dibujo, coloreado... cuando de pronto se cuelga el programa, se va la luz, y por cualquier de estos motivos u otros, todo el trabajo realizado se pierde por completo si no hemos ido guardando cada cierto tiempo el archivo. 
Otro de los contras de las técnicas digitales, es la pérdida de la autenticidad, de lo único, de lo irrepetible. Puesto que podemos sacar tantas copias como queramos, y el original siempre estará en el archivo nativo en el ordenador. Todo cuanto saquemos, serán copias. Las técnicas tradicionales también conllevan un gran trabajo y horas invertidas. Con el apogeo de las técnicas digitales, da la sensación de escasez en cuanto a lo tradicional. 
El otro día incluso me sorprendió leer que una de las grandes empresas de animación, abandonaba la animación tradicional en 2D, y se dedicaría a la animación por ordenador. De cada vez más, el diseño y el trabajo digital van ganando más y más terreno. Existen páginas en la red especialmente dirigidas a artistas, para que puedan mostrar al mundo su talento artístico a través de muchas de sus vertientes, como la ilustración, la fotografía o la artesanía. Es ahí, en esas páginas, donde se puede observar la grandísima cantidad de trabajo digital existente. Pero sin dudas, siempre me sorprenderá mucho mas un trabajo hecho a mano, pues existen verdaderos genios de la técnica tradicional, pudiendo conseguir un extremo realismo tan solo pintando, por ejemplo, con bolígrafos de colores, como en el caso de Samuel Silva. 
 
 
Sin duda una técnica difícil y un claro ejemplo de horas de dedicación y esfuerzo, que no da pie a equivocaciones o errores en su proceso. A través de una de estas páginas, quise comprobar, de entre todas mis ilustraciones subidas, cuales obtenían más número de favoritos. Quise centrarme en las ilustraciones originales, puesto que un “fanart” tiene la ventaja de obtener favoritos solo por ser algo reconocido o buscado. Comparé ilustraciones con características similares en cuanto a composición, o ilustraciones idénticas y coloreadas con técnica tradicional y digital. Y cual fue mi sorpresa, al comprobar que no se diferenciaban mucho entre el número de favoritos de cada uno. Esto me hizo pensar. ¿Entonces la técnica da igual mientras el dibujo esté bien hecho? No, dudo que se trate de eso. 
Puede haber ilustraciones con un dibujo mediocre, y un gran coloreado, y viceversa. ¿Que es lo que realmente valora la gente? ¿Perfección?... 
La búsqueda de la perfección. Grandes artistas han dedicado su vida a alcanzar la perfección, a plasmar la perfección. Alcanzarla ha sido lo que nos ha empujado a seguir intentando superarnos a nosotros mismos a lo largo de tantos siglos. La proporción, la simetría... ¿Es la simetría algo perfecto? La perfección ni tan siquiera está en lo real, lo que podemos observar e intentamos plasmar en un papel. Nada es simétrico, es mas, algo simétrico resulta inquietante y hasta espeluznante. Y si nada es totalmente simétrico en la naturaleza, ¿es que la simetría no existe o no debería existir?, ¿la simetría es algo inventado por el ser humano para intentar buscar la perfección? Entonces si hemos intentado plasmar algo que en su origen no es perfecto, ¿donde podemos encontrar esa perfección en un retrato, una ilustración? Lo que mas nos aproxima a la perfección, no es el intentar plasmar tal cual una foto o una imagen, para ello tenemos la misma fotografía, por ejemplo. Podemos realizar una ilustración o una pintura, que en cuanto a composición y formas, sea idéntica a lo que intentamos plasmar, pero un uso inapropiado de la técnica, puede estropearlo todo por muy parecido que tenga con el original. Al igual sucede con la composición, podemos tener un buen uso de técnica, pero si la composición no se asemeja o no están los elementos en su lugar, puede que no encontremos similitud alguna. Lo más próximo a la perfección, en una obra, está en el conjunto, no en la unidad, está en el buen uso de las técnicas, sea la que sea. Pero, ¿que sucede cuando lo que dibujamos o pintamos no está basado en nada? ¿Y si nos hemos inventado ese paisaje, ese mundo, o algo nunca visto? Es obvio que nos basamos en lo que nos rodea, en cosas que ya existen, para crear nuevas ideas. ¿Somos capaces de crear algo sin basarnos en algo que no hayamos visto antes? ¿Como sabemos si es correcto o no? Sin dudas, jamás lo sabremos, tan solo el autor podrá considerar si lo que ha dibujado es lo que tenia en su mente o si su idea se asemeja. El público tan solo mirará y dará su opinión. Lo que para unos será hermoso, para otros sea espantoso. 
Por ello la perfección nunca existirá, al menos no para todos, porque cada uno tendrá su propio ideal de perfección. 
Pero sobretodo y para finalizar, hay algo que puede impedirnos avanzar en nuestras metas, ya sea intentar alcanzar una perfección, como simplemente conseguir un estilo propio, o seguir avanzando en nuestra carrera, y es tan solo el pensamiento o la idea, de pensar que lo que hacemos ya es perfecto y que está correcto. Todo, absolutamente todo, es mejorable, y el día en que pensemos que ya no podemos hacerlo mejor, ése día nuestra carrera y camino como artistas, habrá tocado tanto techo, como fondo." 
 Yobe Ninda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario